Gamificar el Museo Arqueológico Nacional para estudiantes de ELE - LAE Formacion
1264
post-template-default,single,single-post,postid-1264,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Gamificar el Museo Arqueológico Nacional para estudiantes de ELE

Museo Arqueológico Nacional

Gamificar el Museo Arqueológico Nacional para estudiantes de ELE

Museo Arqueológico Nacional

Es verdad, en Madrid no hay playa y eso en verano en un hándicap. Sin embargo tenemos muchos y muy buenos museos súper fresquitos que visitar con nuestros estudiantes. En este sentido me gustaría destacar el Museo Arqueológico Nacional que, tras su reforma, tiene una distribución muy clara e incorpora cambios sustanciales, por ejemplo, la cantidad y la calidad de los vídeos que podemos encontrar en cada sala.

Ir a un museo puede ser muy divertido e interactivo si enfocamos bien nuestra actividad, nuestra propuesta es organizar una competición por equipos en la que los protagonistas sean los estudiantes, convirtiéndoles en agentes participativos y no en meros receptores de información. Tendremos que ser claros y pautar muy bien las instrucciones para que nuestros estudiantes sepan qué tienen que hacer, cómo y cuánto tiempo tienen.

Como nuestro destino es el MAN, pensamos que sería una buena idea contextualizar la actividad preguntándoles si conocen a Hércules y si saben algo sobre las 12 pruebas. Así ya les vamos metiendo en la idea de Antigüedad y competición compuesta de diferentes pruebas.

Tras haber comprado la entrada y ya fuera del alcance del calor estival de la capital, lo primero sería agrupar a los estudiantes en los equipos que sean necesarios por lo que deberíamos tener un mínimo de cuatro estudiantes, conformando dos equipos con dos integrantes cada uno.

A continuación les pediríamos que eligiesen a un capitán que se encargará de darnos su número de móvil para añadirle a un grupo de WhatsApp. ¡Atención! Únicamente añadiremos al grupo el número del capitán para evitar malentendidos y saturación de información en el mismo. Además, el capitán será el encargado de llevar el papel con las preguntas que deben responder para completar la gymkana. En este punto recomendamos hacer grupos mixtos, con alumnos de diferentes niveles para fomentar el aprendizaje colaborativo, por lo que el profesor debe buscar alguna táctica para crear grupos lo más compensados posible de forma discreta, es decir sin elegir a dedo a los integrantes de cada conjunto. Por ejemplo: los 1 con los 1, los 2 con los 2, los que llevan una prenda roja, los que tienen una A en su nombre…

Una vez distribuidos, pasamos a explicar las reglas de la competición, es decir, el tiempo límite para la realización de la actividad: en nuestro caso hemos decidido 60 minutos; y el sistema de puntuación: el equipo que antes envíe la respuesta correcta al grupo común de WhatsApp, señalizando cuál es obtendrá el punto. En caso de llegar al mismo tiempo, se tendrá en cuenta la originalidad de la foto (si interactúan con la pieza, si usan vocabulario rico en los textos…). Las preguntas están divididas por las tareas que necesitan realizar para ser respondidas de manera que el equipo que obtenga más puntos en ellas ganará una insignia. Por ejemplo, el equipo “Vive La France” tiene 4 puntos en las fotos así que reciben una imagen de una cámara de fotos.

¿Cómo deberán llevar a cabo estas pruebas? Tendrán que usar todos los medios a su alcance SALVO internet. Deberán hacerse fotos (obligatoriamente deben aparecer ellos en las fotos, haciéndolos interactuar con las piezas jugando con la perspectiva, además así evitamos a los listillos que se bajen las fotos de internet), ver vídeos sobre los que escribirían pequeños resúmenes (no más de 140 caracteres, así podrían publicarlos en Twitter consiguiendo que este trabajo tuviese difusión real) y hablando con cualquier persona que esté por allí para que les ayude a localizar algunas piezas especialmente pensadas. De esta forma, les forzamos a hablar con los guardias de seguridad, vigilantes de sala, otros turistas…. En este sentido os debemos confesar que incluir preguntas trampa es algo fantástico, ya que les obliga a comunicarse. Por ejemplo, hacerse una foto y explicar qué es una “estela tartésica” trae de cabeza a los propios trabajadores del museo (deberán buscar una estela del bronce atlántico).

En cuanto a la elaboración de las preguntas, diremos que cada uno puede dirigirlas hacia el tema que le interese. Nosotros le hemos dado cierta prioridad a piezas íberas, ya que son una cultura autóctona de nuestro país, pero no nos olvidamos de nuestro precioso pasado griego, fenicio, romano y árabe.

Nuestro trabajo de monitorización debe consistir en pasear por el museo y animar a nuestros estudiantes e ir informando que cuál es la puntuación cada vez que hay una variación en el mismo, sin olvidarnos de dar muchísimo refuerzo positivo y hacerles ver que tienen posibilidades de ganar el máximo tiempo posible para que su motivación siga alta. Puede parecer fácil, pero hay que decir que los estudiantes están muy motivados y su participación es muy alta, por lo que realmente, no paramos. También es recomendable hablar con algunos de los trabajadores para advertirles de que estamos realizando esta actividad, que no se extrañen si ven a un grupo de extranjeros muy preguntones y activos: nuestros chicos. Sería importante que les dijéramos a los estudiantes que no deben correr ni gritar ya que estamos en un lugar público y deben mantener la calma.

Al ser unas instrucciones complejas, sería muy conveniente realizar alguna PCC (Pregunta de Comprobación de Comprensión) para comprobar que los estudiantes tienen claro el funcionamiento de la competición.

Al terminar, les daremos un gran aplauso a todos, pero le daremos un pequeño premio al equipo ganador. El premio puede ser cualquier cosa: desde unos caramelos a lo que queramos o podamos permitirnos.

Como veis, la gamificación es un elemento que podemos introducir, no solo en el aula, sino allá donde haya aprendizaje. Déjanos un comentario en nuestra página de Facebook y cuéntanos qué te parece nuestra propuesta.