El hilo argumental como potenciador del aprendizaje LAE Formacion
17175
post-template-default,single,single-post,postid-17175,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,columns-3,qode-product-single-tabs-on-bottom,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

El hilo argumental como potenciador del aprendizaje

El hilo argumental como potenciador del aprendizaje

¿Cuál es la mejor manera de procesar la información?

 Puede haber quien piense que es una cuestión de gustos, sin embargo para aprender un idioma es más eficaz conectar la nueva información con conocimientos previos. Palabras del mismo campo semántico facilitan el aprendizaje.

Los profesores de ELE tenemos que ser polivalentes: creativos, motivadores, curiosos, tolerantes, etc… Nuestra capacidad comunicativa es una de las  cualidades que más debemos potenciar como profesores de ELE.

Debemos intentar en la medida de lo posible crear un contexto lógico que favorezca la adquisición de los modelos de lengua que presentamos a los estudiantes. Así se favorece la relación de conceptos nuevos con otros ya conocidos generando un aprendizaje más sólido.

Mantener esta naturalidad al mismo tiempo que mantenemos la estructura de la sesión puede ser complicado si no tenemos un guión o unas premisas para ello.

¿Cómo hacerlo?

Es necesario que hagamos una planificación adecuada de la clase, es decir, nuestro lenguaje objetivo debe ser coherente con el tema que estemos tratando.

El siguiente paso sería hablar del ‘warmer’: El ‘warmer’ cumple muchas funciones pero en lo que concierne a este tema sirve como una introducción sutil que va activando los conocimientos previos que el estudiante tiene sobre este tema en español.

Ideas para warmers

Hay miles de opciones para cada sesión, por ejemplo, si vamos a trabajar léxico de comida podemos hacer un voley-globo. En este warmer usando un globo, cada uno dice el nombre que una palabra dentro de la categoría establecida. Cada vez que uno dice una palabra puede dar un toque al globo para que no toque el suelo.

Para saltar de esta parte a la actividad de presentación plantearemos una explotación clásica: la pre-actividad. Con ella tratamos de estimular el interés y despertar la curiosidad de los alumnos.

Para conseguir esta motivación podemos usar diferentes técnicas siendo fundamental en este momento analizar el texto que vamos a usar como presentación de la actividad.

Transiciones cortas e introducidas con naturalidad, esa es la clave para favorecer el aprendizaje significativo de nuestros alumnos. El curso de Formación de Profesores de ELE es un curso que te permite refrescar tus conocimientos y continuar formándote.

¡Puedes solicitar información escribiendo a info@laeformacion.com!